Conocer para transformar.

Una visión socialmente viable, económicamente factible y ambientalmente adecuada

Extractivismo agrario: documentales para comprender el sistema alimentario y el agronegocio.

leave a comment »

Introducción.

En las últimos tiempos, especialmente a partir de los últimos diez años, nuestro territorio ha vivido una transformación profunda de la composición del campo. Si hablamos de territorio, hablamos de población, actividades productivas, paisajes y recursos naturales, entre otras variables que  le otorgan dinámica e identidad a las diferentes regiones.

Las mediciones oficiales (ENHA 2004 y Censo Nacional de Hogares 2012) marcan que 90.676 personas abandonaron el campo en estos ocho años, es decir, un total de 11.334 personas promedialmente cada año (aproximadamente 30 por día). El Censo Agrario 2012 indica que hoy hay 12 mil pequeños productores menos que en 2006. En cuanto a las actividades productivas, a la ganadería se le sumó la forestación de eucaliptus y pinos (con un incremento exponencial a partir de fines de la década de 1980) y, desde 2012, el cultivo de soja desplazó a la ganadería como principal rubro de exportación. La superficie de ambas actividades, sojera y forestación, se ubicó en el entorno de las 2 millones de hectáreas, de un total de 16 millones de hectáreas productivas. Más recientemente, se ha sumado el interés por los recursos minerales, que según datos expresados en diferentes medios, hay pedidos para la exploración en 3,5 millones de hectáreas en el territorio.

Según datos del Ministerio de Gandadería y Pesca (OPYPA), entre el año 2010 y el año 2012 se importaron 117 millones de litros de agroquímicos (que si se hubieran esparcido por toda la superficie de Uruguay, equivaldría a 220 litros por kilómetro cuadrado por año, o también, a 12 litros por uruguayo por año). En cuanto a los fertilizantes, se importaron 1.686.835 toneladas en 2010 y 2011, un equivalente a 9.548 kilos por km2. El negocio total movió más de 1.200 millones de dólares sólo por concepto de importación en ese período.

El material que se presenta a continuación es de especial interés para docentes, profesionales, políticos, ciudadanos que desean formarse y enriquecer su mirada sobre los procesos socioeconómicos que se están viviendo en la región. Para ellos entonces está dedicada esta entrada, que presenta una serie de documentales para comprender el estado actual de nuestras economías altamente dependientes de los agronegocios como principal producto de exportación.

El sistema agroalimentario industrial.

En etapa actual del capitalismo, el sistema agroalimentario mundial se basa en la aplicación de paquetes tecnológicos en grandes superficies para producir materias primas destinadas al mercado internacional. El paquete tecnológico que ha potenciado la productividad agrícola (sobre todo de granos) de los países del Cono Sur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, también Bolivia), especialmente a partir del año 2003, consiste en la mecanización (utilización de poderosas maquinarias agrícolas), y la siembra directa dependiente de semillas transgénicas y productos químicos (fertilizantes y biocidas – plaguicidas, herbicidas, entre otros). Esto ha sido acompañado por marcos jurídicos favorables para la inversión promovidos por los estados nacionales, con políticas que buscan la generación de puestos de empleo, aumento de las exportaciones e incremento del Producto Bruto Interno. El alto precio de las materias primas en el mercado internacional debido a la demanda de la Unión Europea y el sudeste asíatico, y el mayor flujo de capitales en los países emergentes producto de la crisis financiera de los países centrales, ha favorecido el aumento explosivo de la producción de commodities (materias primas sin industrializar) agrícolas, en especial de la oleaginosa soja, que en el año 2012 ocupó una superficie de 50 millones de hectáreas (500 mil kilómetros cuadrados, más de cuatro veces el área de Uruguay).

Lista de documentales.

  • La industrialización de nuestra alimentación [corto].
  • Food. Inc.
  • El futuro de la comida.
  • Nuestro pan de cada día.
  • Nosotros alimentamos el mundo.
  • Las cosechas del futuro.
  • Soluciones locales para un desastre global.
  • El hambre de los campesinos.

____________________________________________

La industrialización de nuestra alimentación [corto].

Animación que muestra nuestra manera de alimentarnos y el derroche de energía en la cadena de producción alimentaria.

____________________________________________

Food. Inc.

El largometraje documental “Food INC” muestra el funcionamiento de la industria alimentaria de EE.UU y los procesos que se ocultan al consumidor con el consentimiento de las agencias reguladoras y de control gubernamentales. Revela que el suministro de alimentos de EE.UU está controlado por un puñado de corporaciones que a menudo anteponen los beneficios a la salud del consumidor, al sustento de agricultores y granjeros y a la protección del medio ambiente.

En Norteamérica, cinco compañías de comida rápida determinan, con su poder de compra masivo, las reglas del juego para todo el sector agroganadero (condicionando incluso a los pequeños granjeros): desde qué cultivos monopolizan la producción hasta cómo se engorda y faena al ganado. El resultado es un sistema en el que la comida rápida, más barata que la saludable, ha copado restaurantes y supermercados, provocando daños a veces letales y augurando un futuro de obesidad y diabetes generalizado, mientras crece sin control un sector de empleo barato y desprotegido y el lobby que mantiene a raya a las entidades gubernamentales que deberían estar fiscalizándolo.

Apoyado en las investigaciones de Eric Schlosser para su ‘bestseller’ “Fast Food Nation” y en el libro de Michael Pollan “The Omnivore’s Dilemma (El dilema del omnívoro)”, el documental saca a la luz datos estremecedores sobre lo que comemos, cómo se produce y su efecto en la actividad económica y la salud del consumidor. Aunque este documental investiga la situación de la industria alimentaria en Estados Unidos, sus revelaciones hablan de una clara tendencia global.

Fuente: Videoteca alternativa

____________________________________________

El futuro de la comida.

____________________________________________

Nuestro pan de cada día.

“Nuestro pan de cada día” refleja el día a día de todo el proceso de industrialización y mecanización a la que ha sido sometida la ganadería y la agricultura en un país desarrollado. Al ritmo de las cintas transportadoras y las inmensas máquinas, la película nos muestra diferentes lugares de Europa en los que se producen alimentos.

____________________________________________

Nosotros alimentamos el mundo.

Película sobre la comida y la globalización, pescadores y agricultores, camioneros y ejecutivos corporativos, la circulación de productos y del dinero, una película sobre la escasez rodeada de la abundancia. con sus imágenes inolvidables, la película nos informa sobre la producción de nuestra comida y nos dice por qué tenemos algo que ver con el hambre en el mundo.

Guión y dirección: Erwin Wagenhofer
Duración: 96 minutos
Nacionalidad: Austriaca

____________________________________________

Las cosechas del futuro.

Documental de la directora francesa Marie-Monique Robin acerca de los sistemas agroecológicos y sus ventajas frente a la agroquímica y los Organismos Genéticamente Modificados. Estos últimos producidos y comercializados por Monsanto, la empresa multinacional de biotecnología de mayor cobertura en el mundo.

____________________________________________

Soluciones locales para un desastre global [en francés, subtítulos en inglés CC].

____________________________________________

El hambre de los campesinos.

Campesinos del mundo entero se enfrentan a una situación muy frágil: ochocientos millones de agricultores pasan hambre a diario, sobre todo en los paí­ses del sur. Se estima que sin las ayudas concedidas por los gobiernos, la gran mayorí­a de los agricultores habrí­a tenido que subsistir con otra profesión. Por otro lado, la influencia de la globalización en la agricultura no ha conseguido paliar el aumento de la pobreza mundial.

Con la forma de producción actual, el 2% de los agricultores del mundo consigue producir la mitad del suministro agrí­cola mundial. Así­, unos pocos marcan el precio de venta de su producción en masa y abusan de fertilizantes y pesticidas que contaminan la tierra a corto, medio y largo plazo. Por su parte, cientos de millones de pequeños agricultores no son capaces de luchar contra estos grandes grupos de alimentos. Con herramientas rudimentarias, deben rentabilizar al máximo sus productos si no quieren desaparecer.

Odisea les presenta esta serie de dos episodios rodada en paí­ses como Burkina Faso, Argentina, la India y Estados Unidos, donde se muestran todas las caras de este problema. Además se plantearán diversas cuestiones: ¿cómo alimentaremos a la población mundial creciente si desaparecen millones de agricultores? ¿Cómo es posible sufrir hambre cuando se es productor de alimento?

____________________________________________

Conclusión.

La alimentación es un derecho fundamental del ser humano.

Los voceros de la industria y los políticos sostienen que el agronegocio es el único modelo viable para alimentar a grandes poblaciones. Muchas organizaciones sociales, por otro lado, advierten las consecuencias de este modelo de producción, argumentando, entre otras cosas, que:

1) produce fuerte concentración de la tierra y los medios de producción;

2) desplaza las poblaciones del campo a la ciudad;

3) fortalece la dependencia de los pequeños productores a la adquisición de los paquetes tecnológicos;

4) en este sentido, el ejemplo más claro es la monopolización corporativa del derecho a cultivar las semillas mediante la apropiación de patentes y certificaciones dominadas por las grandes industrias;

5) además, la actividad agrícola depende de la utilización de venenos para cultivar las semillas transgénicas, lo que produce fuerte contaminación al territorio y a las poblaciones;

6) la fuerte industrialización y mecanización de la agricultura tanto en etapa de siembra, mantenimiento, cosecha, distribución y comercialización, requiere una cantidad excesiva de energía invertida con respecto a la energía obtenida para la alimentación;

7) en definitiva, se trata de una agricultura basada en los hidrocarburos, una verdadera economía del petróleo a la cual toda la producción de alimentos queda subyugada.

+ info: Grain

Written by Conocer

4 octubre, 2013 a 4:16 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: