Conocer para transformar.

Una visión socialmente viable, económicamente factible y ambientalmente adecuada

Archive for the ‘medio ambiente’ Category

No sólo que crezca la economía, sino construir comunidad.

leave a comment »

La acumulación de poder producto del proceso civilizatorio se constituyó sobre la aniquilación de millones de culturas y de seres humanos. La civilización es destrucción y construcción; pero la guerra ha sido el motor de la historia social (esto ya había sido advertido por Norbet Elias y Eric Hobsbawm, por mencionar algunos pensadores sociales contemporáneos).

Tal vez por eso, mercado del armamento está menos regulado que el comercio de bananas. Amnistía internacional señala que resulta “asombroso que productos como los plátanos, las botellas de agua o los huesos de dinosaurio estén sometidos a una regulación internacional más estricta que las armas, que se usan para asesinar a personas día a día, en todo el mundo, y que ocasionan una destrucción masiva”.

banana-image-for-site_0

La vida en ciudades ha ejercido una fuerza centrípeta, como un imán que lleva a los humanos a acumularse en busca de confort cerca de donde circula el dinero, donde todo gira en torno a impuestos, gastos, salarios, transportes, horarios y calendarios.

El habitat urbano no es sano ni puede ser saneado, al menos hasta que a los sectores más desfavorecidos de la población urbana se les de la oportunidad de ser verdaderamente productivos. Para ser productivos, los seres humanos tienen que tener sus espacios, espacios amplios y dignos, no en las áreas más contaminadas; y en esos espacios concentrar el conocimiento de aquellos que han tenido más oportunidades, para generar emprendimientos que permitan producir los elementos necesarios para asegurar la economía familiar y nacional.

construir comunidad

No se trata solo de generar fuentes de empleo, sino de generar formas asociativas agroecológicas como estrategias de desarrollo local.

Written by Conocer

1 octubre, 2013 at 11:14 pm

Conflictos socioambientales en Uruguay. Artículos para el debate.

with one comment

Algún día las fuerzas de la represión se pondrán del lado de la liberación. Ese día las fábricas de armas dejarán de funcionar, porque sus empleados y empleadores podrán ver que son responsables de la guerra, y que esa es la razón del vacío de sus vidas tan absurdas. Las grandes minas y los pozos petroleros habrán sido abandonados, al percatarse de que se desangró la tierra, absorbiéndola sin darle nada bueno a cambio y contaminándola. Los formadores de opinión se rebelarán contra sus medios, porque podrán ver que sus propias opiniones son creencias estúpidas, imposiciones limitantes de la máquina del poder y del lucro sin conciencia, sin empatía.

Si desaparece la diversidad biológica, se agota la fuente y la sustancia misma, el flujo bioquímico que hace funcionar al humano. La química moderna y la biotecnología apuntan a lograr sustitutos artificiales para los mecanismos inherentes a la inteligencia de la vida, evidenciada en la misma complejidad del ADN. En vez de comprender y potenciar el proceso, se propone acapararlo y controlarlo para fines egoístas: la dominación económica, geopolítica, el monopolio de los saberes y los recursos, la imposición de modelos de vida, de desarrollo, de expectativa y de consumo, bajo pretextos y modalidades muy poco democráticas.

______________________________________________________________________

Para mi la naturaleza es sagrada, los árboles son mis templos y los bosques son mis catedrales.

______________________________________________________________________

Lee el resto de esta entrada »

Written by Conocer

29 agosto, 2012 at 5:33 am

De la proyección a la concreción de los grandes modelos de desarrollo.

leave a comment »

Un documento sobre el modelo forestal revisitado dos décadas después.

El documento que vamos a analizar tiene ya casi 20 años. Fue firmado en Washington, D.C., 1994, realizado por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca de Uruguay y la Secretaría de la OEA*.

Muchas transformaciones han ocurrido en este tiempo, en el campo, la deuda, el modelo productivo y la economía uruguaya, procesos que no han podido ser frenados por siete años ya del gobierno que se decía popular. Al respecto del documento que refiero, denominado “Uruguay – Proyecto Regional de  Alternativas para la Inversión Forestal”, es evidente que en la actualidad varias cuestiones difieren con respecto a lo que en el proyecto se menciona.

Considerando la coyuntura actual sobre la instalación de los megapuertos en Rocha, me concentraré en tres aspectos fundamentales del modelo forestal sobre la actividad del país: la dimensión logística del transporte, la industrialización de la madera y sobre las concepciones sobre la sustentabilidad y el impacto ambiental del estudio presentado.

En primer lugar, el documento al que hacemos referencia fue pensado para una superficie máxima forestada de 200.000hà. Dieciocho años después, y quintuplicada al menos esta cifra, vemos como la infraestructura logística del país colapsa, las rutas no dan abasto, aparecen nuevas vías que no fueron negociadas en detrimento del transporte ferroviario, se extranjeriza la tierra, y por otro lado, se han amenazado las cuencas hídricas, se ha modificado “el paisaje prístino” (en las mismas palabras del informe), mientras que el tan esperado desarrollo para el Uruguay sigue demandando cada vez más la privatización y la explotación de los bienes comunes.

Y en este contexto, quienes se manifiestan a favor de otros modelos de desarrollo, de otra lógica de valoración de las potencialidades de nuestras comunidades, son reprimidos, ridiculizados y desvalorizados. Hay quienes aspiramos a algo más que a depender de la exportación de la pulpa de celulosa, de granos en bruto o la explotación de minerales a escala desmedida. Creemos más valioso cuidar nuestra pesca, nuestros suelos y la biodiversidad, apuntar al turismo sustentable y a la soberanía alimentaria. Queremos no ser contaminados y frenar la aglutinación en las ciudades, queremos profundizar el modelo de Uruguay Natural y no avanzar irreflexivamente en los proyectos de producción carentes de ética ambiental ni social.

Lee el resto de esta entrada »

Written by Conocer

3 agosto, 2012 at 9:46 pm

La civilización empática.

leave a comment »

Necesitamos una conciencia planetaria para resucitar la economía y revitalizar la biosfera. ¿Imposible? No, en absoluto. La ciencia demuestra que el ser humano progresa reduciendo su egoísmo y ampliando su empatía.

Jeremy Rifkin 19/03/2010

Dos espectaculares colapsos, separados por sólo 18 meses, han marcado el fin de la era contemporánea. En julio de 2008, el precio del petróleo en los mercados mundiales alcanzó la cifra récord de 147 dólares por barril, la inflación se disparó, y con ella todos los precios, desde los alimentos a la gasolina, y el motor de la economía mundial se atascó. Lo que precipitó la crisis fue la creciente demanda de combustibles fósiles de China, India y otras economías emergentes. La capacidad de compra se desplomó y la economía mundial se derrumbó. Ese fue el terremoto que hizo trizas esa época industrial. El colapso de los mercados financieros dos meses después no fue más que una réplica.

Está surgiendo la civilización empática, incorporando así a toda la humanidad al proyecto vital que envuelve la Tierra.

Está surgiendo la civilización empática, incorporando así a toda la humanidad al proyecto vital que envuelve la Tierra.

En diciembre de 2009, mandatarios de 192 países se reunieron en Copenhague para abordar el problema que supone la factura de entropía acumulada de una revolución industrial basada en los combustibles fósiles: el gasto en CO2 que está recalentando y desequilibrando el planeta hasta llevarlo a un catastrófico cambio climático. Después de años de preparación, las negociaciones fracasaron y los líderes del mundo fueron incapaces de un acuerdo.

La crisis radica en la concepción de la naturaleza humana que rige el comportamiento de los líderes mundiales y cuyos presupuestos surgieron hace más de 200 años, durante la Ilustración, en los albores de la economía de mercado y de la era del nacionalismo. A los pensadores ilustrados –John Locke, Adam Smith, Condorcet, etcétera- les ofendía la concepción cristiano-medieval del mundo que, viendo en el hombre a un ser indigno y depravado, aspiraba a la salvación ultraterrena a través de la gracia de Dios. Preferían sumarse a la idea de que la esencia humana es racional, distante, autónoma, ambiciosa y utilitarista, propugnando que la salvación individual está aquí en la Tierra, en un ilimitado progreso material.

Click para seguir leyendo:

Written by Conocer

22 septiembre, 2011 at 7:21 am

Minería en Uruguay: una actividad que quiere expandirse.

with 13 comments

“…desarrollo sustentable, para que la producción y el trabajo
dignifique la vida del hombre y de la mujer, respetando el medio ambiente.
La lucha total, irrestricta contra la deshonestidad; lucha frontal contra la corrupción”.
Discurso de Tabaré Vázquez en el 33º aniversario del Frente Amplio, 06/02/2004. Fuente: El Espectador.

Introducción.

Vivimos en la última cuenca agrícola que le queda al planeta. Suelos fértiles, abundancia de agua, climas benévolos, en un mundo que requiere más que nunca, alimentos.

En este contexto, los gobiernos dicen perseguir el bienestar de la gente dejando a los capitales corporativos la explotación de los recursos naturales del suelo y del subsuelo. Actúan contradiciendo sus discursos electorales, que pregonan ‘desarrollo sustentable’ y ‘cuidado del medio ambiente’. Generan zonas francas que liberan de impuestos a los grandes capitales, mientras la gente común prácticamente paga por trabajar. Modifican la legislación para beneficiar la dinámica de acumulación de los mega emprendimientos, que siempre prometen ser “la mayor inversión en la historia del país”.

La minería es la actividad menos sustentable y más dañina de todas las actividades industriales del planeta. Las comunidades comienzan a tomar conciencia del impacto en los ecosistemas y en los seres vivos de la industria extractiva, de la contaminación, el saqueo del agua y de la tierra. Los colectivos se informan y comparten información, advirtiendo que estas experiencias nunca han dejado riquezas para la gente, que destruyen los recursos básicos del territorio, los elementos naturales que hacen posible la vida.

De parte de las autoridades se ve con buenos ojos la inversión del capital extractivo. Está proyectado que Uruguay se convierta en un país minero, y los ciudadanos apenas nos enteramos cómo.

Click para seguir leyendo:

Written by Conocer

8 marzo, 2011 at 3:12 pm

Por una agricultura familiar, comunitaria y natural.

with 5 comments

En este espacio siempre hemos recalcado la necesidad de ir retornando a los métodos tradicionales de producción y a las prácticas ancestrales de consumo, el cultivo de la tierra por medios orgánicos y la revalorización del autoabastecimiento. Sugerimos la imperiosa necesidad de mejorar los espacios públicos de la ciudad como una práctica de integración social, mejora del ecosistema, contacto con la naturaleza y generación de puestos de empleo que aseguren la soberanía alimentaria.

Hay en Uruguay un grupo de personas que sostiene esta filosofía en la práctica, y afirma:

Nuestra intención es poner al alcance de cualquier ciudadano los medios materiales (semillas, plantas, tierra) y los conocimientos necesarios y básicos, para practicar una agricultura domestica-comunitaria, que permita cultivar una variedad importante de vegetales (hortalizas, cereales, plantas aromáticas, medicinales, flores, árboles frutales, etc.) durante todo el año, de forma sostenible en el tiempo. Poniendo en juego los nuevos medios de comunicación, que permitan coordinar, cooperar y difundir sistemáticamente estas prácticas ancestrales, que resultan urgentes dadas las circunstancias económicas, culturales y ambientales en las que vivimos actualmente.

En el Índice temático y resumen de artículos de Conocer Para Transformar sostenemos que

El contacto con la naturaleza es una actividad integral: socio-económico-político-cultural. Ha de ser impulsada sin demora a a nivel formativo (educativo) y laboral. La reforestación de espacios del territorio con especies indígenas y frutales es una práctica orientada a recuperar el ecosistema nativo, generando a la vez prácticas autosustentables de soberanía alimentaria. Esta actividad tiene la potencialidad de generar empleos directos, mejorando el ecosistema, a la misma vez que se practica una política de saneamiento social.

– Social, porque contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas.
– Económica, porque provee fuentes de empleo genuinas.
– Político, porque implica prácticas integradoras.
– Cultural, porque repercute directamente en el modo de vida urbano.

El petróleo va a continuar subiendo. Los agroquímicos van a seguir subiendo. El precio de la tierra va a seguir subiendo. El mundo carece de reservas de alimento. Se pronostica de aquí a pocos años una grave crisis alimentaria a nivel mundial. A continuación, transcribimos un texto elaborado por este grupo comunitario intercalado con dos documentales clásicos, y también experiencias actuales de agricultura urbana, comunitaria y orgánica, en diversas partes del mundo.

Click para seguir leyendo:

El conflicto de dos modelos productivos: la industria extractiva y la seguridad alimentaria.

with 2 comments

La protección del medio ambiente es de interés general. Las personas deberán abstenerse de cualquier acto que cause depredación, destrucción o contaminación graves al medio ambiente. La Ley reglamentará esta disposición y podrá prever sanciones para los transgesores.

Constitución de la República Oriental del Uruguay. Artículo 47.

Introducción.

Lo mas importante para la vida, lo único real y tangible que los humanos tienen para sobrevivir, son los recursos naturales. Por mas dinero que haya, por mas alto que el PBI sea, si no existe agua dulce para ser bebida y alimento para ser ingerido, la sociedad no puede prosperar. Esto es lo que dice la lógica, la ley de la vida, la experiencia de miles de años sobre el planeta. Esto es negado en la práctica por las autoridades estatales. Muchos ciudadanos y grupos de investigación se cuestionan el destino de las actuales políticas públicas, que ponderan la envergadura económica de los emprendimientos sin importar el impacto que pueda generar a nivel ecológico, sanitario y social.

El territorio uruguayo se caracteriza por la abundancia de recursos hídricos que surcan el paisaje y lo dotaron de un verde inconfundible, con tierras ricas y pasturas exuberantes. Este patrimonio natural originario, riqueza castigada y casi extinta que se encuentra incluso en las napas subterráneas, merman hoy en día por cuatro siglos de ganadería, mas de 900.000 hectáreas de pinos y eucaliptos y un paradigma de producción agrícola basado en tóxicos y cultivos intensivos. A esta concepción se le suma hoy un auge de las industrias extractivas que pretenden explotar los yacimientos metalíferos que la geografía ha acumulado, con propuestas millonarias pero de escasos beneficios para las poblaciones locales.

En Uruguay existe actualmente un conflicto que enfrenta una comunidad de productores familiares, su forma de vida y su territorio, y los intereses de una empresa minera internacional que pretende la extracción de minerales presentes en la zona.

Click para seguir leyendo:

Written by Conocer

29 enero, 2011 at 8:18 am

A %d blogueros les gusta esto: