Conocer para transformar.

Una visión socialmente viable, económicamente factible y ambientalmente adecuada

Por una agricultura familiar, comunitaria y natural.

with 5 comments

En este espacio siempre hemos recalcado la necesidad de ir retornando a los métodos tradicionales de producción y a las prácticas ancestrales de consumo, el cultivo de la tierra por medios orgánicos y la revalorización del autoabastecimiento. Sugerimos la imperiosa necesidad de mejorar los espacios públicos de la ciudad como una práctica de integración social, mejora del ecosistema, contacto con la naturaleza y generación de puestos de empleo que aseguren la soberanía alimentaria.

Hay en Uruguay un grupo de personas que sostiene esta filosofía en la práctica, y afirma:

Nuestra intención es poner al alcance de cualquier ciudadano los medios materiales (semillas, plantas, tierra) y los conocimientos necesarios y básicos, para practicar una agricultura domestica-comunitaria, que permita cultivar una variedad importante de vegetales (hortalizas, cereales, plantas aromáticas, medicinales, flores, árboles frutales, etc.) durante todo el año, de forma sostenible en el tiempo. Poniendo en juego los nuevos medios de comunicación, que permitan coordinar, cooperar y difundir sistemáticamente estas prácticas ancestrales, que resultan urgentes dadas las circunstancias económicas, culturales y ambientales en las que vivimos actualmente.

En el Índice temático y resumen de artículos de Conocer Para Transformar sostenemos que

El contacto con la naturaleza es una actividad integral: socio-económico-político-cultural. Ha de ser impulsada sin demora a a nivel formativo (educativo) y laboral. La reforestación de espacios del territorio con especies indígenas y frutales es una práctica orientada a recuperar el ecosistema nativo, generando a la vez prácticas autosustentables de soberanía alimentaria. Esta actividad tiene la potencialidad de generar empleos directos, mejorando el ecosistema, a la misma vez que se practica una política de saneamiento social.

– Social, porque contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas.
– Económica, porque provee fuentes de empleo genuinas.
– Político, porque implica prácticas integradoras.
– Cultural, porque repercute directamente en el modo de vida urbano.

El petróleo va a continuar subiendo. Los agroquímicos van a seguir subiendo. El precio de la tierra va a seguir subiendo. El mundo carece de reservas de alimento. Se pronostica de aquí a pocos años una grave crisis alimentaria a nivel mundial. A continuación, transcribimos un texto elaborado por este grupo comunitario intercalado con dos documentales clásicos, y también experiencias actuales de agricultura urbana, comunitaria y orgánica, en diversas partes del mundo.

12 razones para practicar una agricultura familiar, comunitaria y natural.

1. Fomenta la solidaridad y el respeto entre las especies, tanto humanas, animales como vegetales, mediante el diseño de un sistema en donde las diferentes partes se benefician recíprocamente (ambiente, suelo, animales, vegetales y personas).

2. Se puede practicar, sin tener experiencia, conocimientos previos o medios materiales costosos. Solo es necesaria la voluntad, la constancia, la paciencia y la confianza en el poder de la naturaleza.


Agricultura Urbana en Berlín. 2010.
En un espacio abandonado de 600m2 en el medio de la ciudad de Berlin un grupo de jóvenes comenzó un huerto urbano, una experiencia integradora entre las generaciones y los estratos sociales.

3. Se pueden obtener excelentes cosechas, dedicando diariamente un tiempo y esfuerzo mínimo, si se planifican adecuadamente los cultivos y se interactúa inteligentemente con el medio ambiente (clima, tiempo, seres humanos, hábitat, animales, vegetales, minerales, etc.)

4. Genera estados anímicos agradables, que resultan beneficiosos para el desarrollo de facultades intelectuales-espirituales, ya que nos pone en contacto con las fuerzas vitales y sutiles de la naturaleza. Nos aleja temporalmente de los artificios tecnológicos, del entretenimiento publicitario y de la locura consumista en la que estamos inmersos, que nos rodea y abruma constantemente, sin dejarnos espacios para este tipo de costumbres, que requieren una interacción inteligente, armoniosa y pacifica con el medio.


Programa Cubano de Agricultura Urbana. 2008. Informe de la TVE.

5. Podemos obtener casi cualquier vegetal de alta calidad nutritiva y con excelente sabor, en distintas épocas del año, aprovechando al máximo el espacio que tengamos disponible o el que estemos dispuestos a cultivar.

6. Se puede cultivar embelleciendo nuestro entorno habitacional, tanto en espacios pequeños (patios de hormigón), utilizando macetas, cajones, latas, envases plásticos, etc., como en terrenos extensos que se encuentren abandonados.


Estados Unidos, 2010. Una revolución de cosecha propia: cambio radical echando raíces.
La familia Dervae produce su propio alimento de un modo amable para nuestro planeta en su jardín. Una fascinante muestra de un huerto-granja en medio de la ciudad.

7. Permite mejorar la calidad de vida de las personas, a través del cultivo y del consumo de productos naturales de forma responsable, que previenen enfermedades tanto físicas, como mentales.

8. Mejora la economía domestica, ahorrando dinero en frutas, verduras, condimentos y hierbas medicinales que se pueden producir en el hogar gratuitamente.


En el 2000 se llevó a cabo un increíble proyecto de permacultura en Jordania, mediante el cual se demostró que la restauración ecológica es posible incluso en las condiciones mas adversas.

9. Mejora la relaciones productivas, haciéndolas mas justas y razonables, dando valor al trabajo artesanal en cuanto a la producción de alimentos saludables de forma integra y natural, teniendo en cuenta los costos energéticos, el tiempo, las herramientas, la utilización eficiente de los espacios, etc.

10. Mejora la relación de las personas con el medio ambiente, generando conciencia y responsabilidad con respecto al respeto y al cuidado de la vida en su rica diversidad, incluyendo la de los seres humanos y sobre todo la de las nuevas generaciones, permitiendo la esperanza de un mejor futuro posible, a partir de la puesta en práctica de la solidaridad, activando desde la red tecnológica virtual, redes sociales reales.


El Jardín de Emilia Hazelip. La agricultura sinérgica es un modelo de producción vegetal para la autofertilidad de la tierra. 1987.

11. Mejora la relación entre las personas, sobre todo entre los integrantes de la familia,ya que resulta necesario y natural coordinar y compartir ciertas actividades cotidianas (siembra, riego, control de plagas, cosechas), para mantener los cultivos en buen estado, sin que ninguna persona resulte sobrecargada o estresada por el trabajo que los cultivos implican. También mejora y activa el sano relacionamiento entre vecinos y conciudadanos.

12. Nos permite aprender y aplicar miles de conocimientos útiles para la vida, que surgen de la observación de los procesos naturales, tanto de las plantas, de los animales, como de nosotros mismos, cotejando estas experiencias en el campo académico-científico, estimulando el interés por el estudio y de la cultura general, por parte de la población, poniendo énfasis en las nuevas generaciones.


Bill Mollison describe un sistema de cultivo autosustentable y con rendimientos muy superiores a la agricultura tradicional.

Fuente de este artículo. Ver también: Agricultura Solidaria.

– – –

Posts anteriores dedicados a esta temática.

Una forma nueva de generar economía. Mediante la agricultura urbana se genera un nuevo tipo de empleo, calificado, altamente reproducible, sustentable mediante el fortalecimiento de redes de intercambio local.

¿Creación de puestos de empleo? ¡Pero si trabajo es lo que sobra! Hay todo un mundo para reconstruir. Lo que tiene paralizada a la población es la dependencia de una única fuente de energía (el petróleo), una única fuente de economía (el dinero), un espacio restringido (la ciudad) y un tiempo arbitrario (el calendario).

El potencial económico del monte nativo. En la actualidad, el concepto que se maneja como un plus de valor es la sustentabilidad: turismo sustentable, agricultura sostenible. Nuestro país tiene un gran campo de acción en este sentido.

Anuncios

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. me parece impecable. me interesa recibir informacion y participar!

    Silvio

    17 febrero, 2011 at 2:12 am

  2. estoy de acurdo y se sumo para ayudar vivo en Salto y desde aqui puedo dar una mano estoy por la agricultura urbana,creo que tenemos que generar ostros camino,sumemen y podemos aqui armar un proyecto y trabajarlo junto saludos

    fernando montemuro

    4 marzo, 2011 at 12:33 am

  3. Gracias Gincarlo por toda esta info. Confío en que cada vez somos mas 🙂
    besotes!

    carola

    4 marzo, 2011 at 2:36 pm

  4. hola me llamo jose, soy de resistencia chaco y me gustaria recibir mas info al respecto , mi mail jgmliebana@gmail.com EXISTOS!

    jose gabriel

    13 septiembre, 2011 at 5:30 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: