Conocer para transformar.

Una visión socialmente viable, económicamente factible y ambientalmente adecuada

Consecuencias de las actividades productivas en los ecosistema nativos.

with 2 comments

Hacia el año 1600 la geografía y la vegetación del territorio nacional se encontraba en su máxima expresión y extensión debido a la escasa influencia humana. Naturalmente, el paisaje ofrecía a las poblaciones que aquí habitaban una amplia gama de recursos vegetales y animales para su supervivencia. Aunque no se tiene información certera sobre la vegetación anterior a la introducción de la ganadería, se supone que la superficie ocupada por el monte nativo era mucho mayor que en la actualidad.

Es evidente que desde hace varias décadas la vegetación nativa del territorio se encuentra amenazada por las actividades antrópicas: pastoreo por ganado, implantación de cultivos, introducción y dispersión de especies foráneas, tala de árboles, construcción de represas y el avance de las ciudades. De estos elementos, el que ha tenido un efecto alterador mas amplio sobre la vegetación ha sido el pastoreo de ganado vacuno implantado hace 400 años, y el ovino, desde hace alrededor de 150 años.

A pesar de lo crítico de la situación, la riqueza vegetal de nuestro territorio es aún considerable. La flora conocida es de alrededor de 2.500 especies, agrupadas en 150 familias. En comparación con la provincia de Buenos Aires – que cuenta con una superficie similar a la de nuestro país –, el Uruguay cuenta con casi el doble de especies, géneros y familias por kilómetro cuadrado. Esto se explica porque nuestro territorio pertenece a una zona que constituye el limite de dispersión de muchas especies vegetales, en particular el limite Sur de muchas especies subtropicales.

El tipo de vegetación dominante en Uruguay es la pradera, muchas veces acompañada de chircales. El conjunto de praderas y chircales cubre un 80% del total del país. La pradera cuenta con casi 2.000 especies vegetales, entre las cuales predominan unas 400 especies de gramíneas. Los chircales ocupan una posición intermedia entre la pradera y el monte: donde crecen las chircas se dan las condiciones para que pronto crezca la vegetación del monte. En los lugares donde la disponibilidad de agua en el suelo es mayor y mas uniforme, se desarrollan especies arbóreas y arbustivas que constituyen montes de distinto tipo según el paisaje del área. Los palmares son otro tipo de vegetación arbórea existente en el país. En conjunto, montes y palmares ocupan 3,7% del territorio nacional. Hay más de 224 especies leñosas, de las cuales más de 100 son árboles y el resto arbustos.

Anuncios

Written by Conocer

13 junio, 2010 a 2:33 am

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. no esta como yo queria

    yarixa

    13 noviembre, 2012 at 11:31 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: